INVESTIGADORES AFIRMAN QUE LA ALTURA REDUCE EL RIESGO DE PADECER DIABETES

0
1179
La diabetes una enfermedad crónica.

En las últimas tres décadas se ha cuadruplicado el número de casos de diabetes en todo el mundo, según datos aportados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), 442 millones de adultos padecen diabetes, aproximadamente el 9% de las personas. Asimismo, la cifra de afectados por esta enfermedad también se ha visto incrementada en niños, motivo por el que ha aumentado el número de especialistas que recurren a posgrados de Endocrinología para actualizar constantemente sus conocimientos.

Un grupo de investigadores alemanes ha publicado un estudio en la revista Diabetologia en la que relacionan la estatura con el riesgo de padecer diabetes. Según los resultados que han obtenido, a mayor altura, se reduce la probabilidad de padecer la enfermedad.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando se da una de las siguientes circunstancias, el páncreas no produce insulina suficiente, o el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que se encarga de regular el nivel de azúcar en la sangre, cuando este no está dentro de los parámetros adecuados, puede provocar graves daños a órganos y sistemas con el tiempo, como el corazón, los ojos, los riñones, los vasos sanguíneos y los nervios.

Diversas complicaciones en muchas partes del cuerpo pueden estar generadas por la diabetes, la insuficiencia renal, la ceguera, el infarto de miocardio, el accidente cerebrovascular o la amputación de los miembros inferiores pueden ser algunas de ellas.

Dentro de esta enfermedad se diferencian los siguientes tipos.

La diabetes tipo 1, también conocido como insulinodependiente o juvenil, se presenta cuando existe una producción deficiente de insulina y se requiere la administración diaria de esta hormona. Este tipo de diabetes generalmente se presenta en niños o jóvenes, aunque puede ocurrir a cualquier edad.

Sus síntomas pueden aparecer de forma súbita, entre ellos la excreción excesiva de orina, sed, hambre constante, pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio.

La diabetes de tipo 2, también llamada no insulinodependiente o de inicio tardío, se presenta cuando el organismo no produce la insulina necesaria o no es capaz de utilizarla eficazmente. Este tipo representa la mayoría de los casos mundiales y puede deberse a factores de riesgo como la obesidad o la inactividad física.

Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero frecuentemente con menos intensidad, por lo que puede diagnosticarse cuando ya tiene varios años de evolución y han aparecido complicaciones.

Anteriormente, este tipo de diabetes solo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños, relacionado fundamentalmente con hábitos de vida no saludables, como el sedentarismo y la mala alimentación, que han disparado las cifras de obesidad infantil.

La influencia de la estatura

Según un estudio alemán publicado en Diabetologia, la revista oficial de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), las personas más altas parecen enfrentar un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. El estudio señala que por cada 10 cm más alto que sea una persona, hay un 41% menos de riesgo de diagnóstico de diabetes en hombres y un 33% en mujeres.

En el ensayo participaron 27.548 personas, de ellas 10.904 hombres de entre 40 y 65 años y 16.644 mujeres de 35 a 65 años. Se tuvieron en cuenta otros factores de riesgo de diabetes como la edad, la circunferencia de la cintura, la educación, y otros factores del estilo de vida que pueden desempeñar un papel en el riesgo.

Para las personas con sobrepeso u obesidad, cada 10 cm de altura adicional se asoció con una reducción en el riesgo de diabetes tipo 2 del 36% para los hombres y del 30% para las mujeres.

Los investigadores explican que existe un mayor riesgo cuanto mayor sea la circunferencia de la cintura, a pesar de los efectos beneficiosos descubiertos en la altura. Del mismo modo, también advierten que las personas con una estatura menor tienen una mayor probabilidad de sufrir daños en el corazón o en los vasos sanguíneos, así como de padecer diabetes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here